sábado, 13 de febrero de 2016

La Conspiración Contra la Seguridad Pública y el Orden Interno

Artículo publicado el martes 26 de enero del 2016 en www.reflexionesdeperu.blogspot.com


Eficientes y eficaces instituciones policiales del Perú eliminadas en 1988


La conspiración empieza en 1988 con la fusión de los 3 cuerpos policiales de la época, Guardia Civil, Policía de Investigaciones, Guardia Republicana, y la creación de la Policía Nacional del Perú.

Las 3 instituciones policiales que existían cumplían su función, cada una en el campo de su especialidad, como corresponde. A cambio, se creó un engendro con cuadros de policías de formación general, no especialistas.

¡Porqué se eliminaron instituciones especializadas muy buenas, para cambiarlas por un ente inoperante con gente que sabe un poco de todo y mucho de nada?

¿Porqué no se prefirió entrar a un proceso de mejora y modernización de cada una de las entidades policiales que existían, en búsqueda de mayor eficiencia y eficacia?

La medida se tomó y la seguridad pública y el orden interno empezaron a declinar, llegándose luego de casi 3 décadas a una crisis absoluta, con una criminalidad que creció aceleradamente al detectar un cuerpo policial minusválido.

Los Gobiernos de calidad demandan cuerpos policiales de alto nivel, bien preparados y especializados, para que puedan cumplir sus funciones de manera eficiente y eficaz. 

En cambio, los Gobiernos dudosos, de bajo nivel, prefieren instituciones policiales de baja calidad.

Robos, asaltos, secuestros, asesinatos y otros actos delictivos en alto número, profusamente difundidos por los medios de comunicación todos los días, distraen a la gente y desvían su atención de los problemas serios del país.

Igualmente, una institución policial incapaz de cumplir a cabalidad con su rol, otorga mayor certeza a los funcionarios públicos corruptos, de que no tendrán al frente policías en capacidad de investigarlos de manera muy profesional.

Algo más, algunos policías que pensaban llegar a grados menores ahora son generales, gracias al Gobierno. Ellos, se postrarán en culto incondicional a los pies de quién los elevó a un alto grado, sin merecerlo.

Llama la atención que desde 1988, habiendo pasado por el Gobierno varios presidentes, éstos no hayan corregido el espectacular y muy visible error de eliminación de la Guardia Civil, Policía de Investigaciones y Guardia Republicana.

Podríamos especular que en los más íntimo de su ser, los sucesivos presidentes, meditaron en su oportunidad y se inclinaron por participar de manera tácita en la conspiración contra la seguridad pública y el orden interno, para gozar también de sus beneficios. Fácil, bastó cerrar la boca y no realizar ninguna acción, salvo la de comprar más y más coches patrulleros, motos y otros equipos, medidas que no resuelven el problema.

Nos preocupa, cuando vemos que los actuales candidatos a la presidencia del país, parece que se acercan a formar parte de esta grave conspiración. No hemos visto o escuchado alguna propuesta pre electoral con respecto a la rectificación del grave error de 1988.

De no acabarse con esta gran conspiración contra el país, terminaremos con una sociedad en un caos total, en la que para sobrevivir habrá que defenderse cada uno con su propia arma, como en tiempos antiguos del lejano oeste americano. (jlhurtadov)

Páginas vistas en total