Actualidad del Perú

Actualidad del Perú
ACTUALIDAD DEL PERU

domingo, 10 de enero de 2016

Fuerza Aérea del Perú Ya Está Autorizada Para Derribar Narcoaviones Bolivianos

Video: Latina.pe

Perú ha restablecido las operaciones de interceptación de aeronaves bolivianas, con la finalidad de cortar el flujo aéreo de droga con destino a ese país.

Cada día numerosas avionetas bolivianas cruzan sin autorización la frontera peruano-boliviana. Cada avioneta tiene una capacidad para transportar entre 300 y 350 kilos de cocaína.

El 29 de agosto de 2015 se publicó la ley aprobada por el Congreso que autorizaba a la FAP la interceptación de las llamadas "aeronaves hostiles", como se identifica a las "narcoavionetas". La reglamentación de dicha norma –que precisa el protocolo que debe seguirse para intervenir una aeronave sospechosa–, ha sido publicada el siete de enero de 2016 permitiendo ya la ejecución de acciones.

Como parte del proyecto de control del espacio aéreo, el cuatro de junio del 2015 la Fuerza Aérea del Perú FAP, puso en funcionamiento en la Base Aérea de Puerto Maldonado, Madre de Dios, en las cercanías de las fronteras con Bolivia y Brasil, un radar de fabricación estadounidense Northrop Grumman TPS-70, el que tiene un alcance de 450 kilómetros y está en condiciones de identificar vuelos clandestinos del narcotráfico en el ámbito de los valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), donde se produce pasta básica y clorhidrato de cocaína. 

Con la instalación del radar TPS-70 en Puerto Maldonado, ahora se cuenta con el trazado de los vuelos desde el momento que sale la aeronave del lugar de origen hasta el lugar por donde ingresa al territorio peruano. El TPS-70, es capaz de detectar la altura en que vuela la aeronave sospechosa, el tamaño de la máquina, la placa y la bandera. 

Con la información proporcionada por el radar TPS-70 la FAP transferirá los datos a las aeronaves interceptoras cuando ingresen aeronaves sospechosas en cielo peruano. Están disponibles los cazas A37B, KT-1P y los helicópteros Mi-25 y M1-35. 

Según las Reglas de Vuelo y Operación General, que se publicó el siete de enero último, son cinco las fases que los efectivos de la FAP deben de cumplir para la intervención de una aeronave que no se ha identificado ante las autoridades

Fase I. Se identifica a la aeronave sospechosa por no contar con un plan de vuelo y una matrícula verificable. 

Fase II. La aeronave de la FAP se aproxima a la avioneta sospechosa, mientras desde tierra las autoridades tratan de comunicarse con el piloto de la máquina. 

Fase III. Si el piloto de la nave interceptada no reacciona ni a las comunicaciones radiales ni a las señales visuales, se inician las medidas de persuasión. Ábrase fuego 

Fase IV. Al comprobarse que la máquina sospechosa mantiene silencio radial y hace caso omiso a las señales, el piloto de la FAP disparará ráfagas de advertencia con munición trazadora e informará que si no reacciona será declarada como avioneta hostil y en consecuencia podrá ser neutralizada o derribada. 

Fase V. La FAP comunica al piloto que la aeronave ha sido declarada hostil y se le advierte una vez más que al no haber respondido a las advertencias se procederá a la neutralización. Luego se hace el empleo de la fuerza mediante el disparo de proyectiles para inutilizar a la aeronave hostil reduciendo el daño colateral. (Datos: diario La República)

Siempre ha llamado la atención de que puedan entrar y salir de territorio boliviano, sin ningún control, tan elevado número de avionetas, todos los días. Estacionamiento, salidas, retornos, descarga, transporte y reembarque de la cocaína a los mercados de destino ¿y nadie se dió cuenta por tanto tiempo?

Interceptores Peruanos de Narcoaviones Bolivianos

No hay comentarios:

Páginas vistas en total