sábado, 17 de octubre de 2015

Lo Que la Indolencia se Llevó: Los Tranvías

Tranvías Modernos en Barcelona - España

Allá por los años 40 Lima contaba con todo un sistema integral de transporte eléctrico que unía a los diferentes distritos existentes en esa época en la capital.

De niños nuestros padres nos llevaban en el verano desde Magdalena del Mar, donde vivíamos, hasta la playa de Cantolao en el distrito de La Punta en El Callao.

El viaje era fácil, cómodo y agradable. Tomábamos el tranvía en la Avenida Brasil en Magdalena, llegábamos a la plaza San Martín en el centro de Lima, y hacíamos un intercambio con otro tranvía que iba a La Punta pasando por El Callao.

Nos bañábamos en la playa, luego nos duchábamos en los excelentes servicios públicos existentes, comíamos un rico pan con palta o butifarra, y regresábamos por la misma ruta a casa.

Cero dificultades, viajar sentado, tranvías limpios, conductores educados, en fin visto desde nuestra perspectiva actual, el paraíso.

Pero que pasó, llegaron los indolentes y decidieron eliminar, no nos explicamos porqué, totalmente los tranvías, retirando incluso todos los rieles, como para dar a entender que no había marcha atrás y que la medida era radical.

Todo se convirtió luego en un infierno, el reemplazo de este excelente sistema eléctrico de transporte fueron pequeñas camionetas, desechos de Japón, y destartalados omnibuses escolares de Estados Unidos que tuvieron su mejor época en ese país allá por los años 50.

Aparecieron choferes y cobradores malcriados, interiores sucios, radios estridentes, asientos estrechos sin espacio para las piernas, irrespeto total por las normas de tránsito, pasajeros y peatones muertos, paralíticos, mutilados sin piedad, familias destruidas, todos los días, tanto que ya nos hemos acostumbrando a estos abusos sin nombre de transportistas salvajes.

Nos preguntamos sin descanso, ¿por qué se eliminaron los tranvías en vez de modernizarlos y ampliar su recorrido conforme Lima crecía hacia el norte, sur, y centro, creando nuevos centros de intercambio?

Como no encontramos justificación a esta barbaridad cometida, solo nos queda una explicación, sucedió esto por nuestra arraigada INDOLENCIA.

Algunos pocos peruanos hacen las cosas bien, pero vienen los mayoritarios peruanos indolentes y destruyen todo lo bueno que encuentran en su camino. Nada les importa los demás peruanos, sino saciar sus intereses personales. (jlhurtadov)

Páginas vistas en total